TuWeb
SUBCULTURAS
Mis aficiones
Álbum de Fotos
Mi currículum
Mi currículum sin experiencia
Mis enlaces
 
SUBCULTURAS


imagen
El término subcultura se usa en sociología, antropología y estudios culturales para definir a un grupo de personas con un conjunto distintivo de comportamientos y creencias que les diferencia de la cultura dominante de la que forman parte.
La subcultura puede formarse a partir de la edad, grupo etnico o género de sus miembros. Las cualidades que determinan que una subcultura aparezca pueden ser estéticas, políticas, sexuales o una combinación de ellas. Las subculturas se definen a menudo por su oposición a los valores de la cultura dominante a la que pertenecen, aunque esta definición no es universalmente aceptada, ya que no siempre se produce una oposición entre la subcultura y la cultura de una manera radical.



CARACTERISTICAS PERTENECIENTES A UNA SUBCULTURA

Una subcultura es frecuentemente asociada a personas jovenes que tienen preferencias comunes en el entretenimiento, en el significado de ciertos símbolos utilizados y en el uso de los medios sociales de comunicación y del lenguaje. En ese sentido se dice tambien que las corporaciones, las sectas, y muchos otros grupos o segmentos de la sociedad, con diferentes y numerosos componentes de la cultura simbólica o no material pueden ser observados y estudiados como subculturas. Algunas veces las subculturas son simplemente grupos de adolescentes con gustos comunes. Es necesario observar que el interaccionismo simbólico es fundamental en una subcultura.

De acuerdo con teóricos importantes que han estudiado las subculturas como Dick Hebdige, los miembros de una subcultura señalarán a menudo su pertenencia a la misma mediante un uso distintivo y estilo. Por tanto, el estudio de una subcultura consiste con frecuencia en el estudio del simbolismo asociado a la ropa, la música y otras costumbres de sus miembros, y también de las formas en las que estos mismos símbolos son interpretados por miembros de la cultura dominante. Si la subcultura se caracteriza por una oposición sistemática a la cultura dominante, entonces puede ser descrita como una contracultura.

SUBCULTURAS JUVENILES
Las prácticas que en ingles se denominan “self damage”, “self injury” o “self hurt“, y que nosotros llamamos en forma general “daño auto infligido”, están extendiéndose a pasos agigantados entre la juventud, especialmente entre los integrantes de ciertas subcultura juveniles como darks y emos. Se trata de provocarse un daño o lastimarse el cuerpo de distintas formas, como ser: cortarse los brazos y las piernas, pincharse, quemarse, golpearse con algún objeto, tomar pastillas en grandes dosis, arañarse o hasta quemarse.
El diario La Nación, de Argentina, decía en su edición del viernes 14 de abril de 2006 que “los góticos son más propensos a cortarse”. El artículo presenta un estudio realizado en el Reino Unido que arrojó los siguientes datos: De 1258 jóvenes estudiados, cuyas edades variaban entre 11 y 19 años, entre el 7% y el 14% de ellos se habían lastimado alguna vez. Además descubrieron que el 53% de los que practicaban el cutting pertenecían a la subcultura gótica. Hoy en día, los emos también están incluidos en este grupo debido a sus características emocionales depresivas.

Self Damage, daño autoinfligido
imagen
HISTORIA

“Realmente necesitaba a alguien que escuchara,
la historia que tenía para contar,
ahora estoy todavía sola en el baño
y mi brazo está empezando a hincharse.
Si tan solo hubiera pedido una mano de ayuda,
tal vez no habría llegado hasta este punto,
tal vez no habría estado tan mal,
creo que me corté bien profundo esta noche.
Desearía haber tenido una amiga aquí conmigo,
para poder llorar sobre su hombro,
pero en cambio estoy sola en la oscuridad
y mi cuerpo se está enfriando.
Realmente necesitaba alguien que escuche,
la historia que nunca debiera contar,
no habría llegado tan lejos,
no habría perdido el control.
—Anónimo
Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry's standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown printer took a galley of type and scrambled it to make a type specimen book. It has survived not only five centuries, but also the leap into electronic typesetting, remaining essentially unchanged. It was popularised in the 1960s with the release of Letraset sheets containing Lorem Ipsum passages, and more recently with desktop publishing software like Aldus PageMaker including versions of Lorem Ipsum.

ESCRÍBEME:
Me interesa tu opinión